The website is also available in
English

Todos hemos asistido a sesiones donde el instructor se limitaba a pasar diapositivas de PowerPoint donde exponía el contenido. Esto se debe a que PowerPoint es una opción excelente para hacer presentaciones unilaterales en las que solo interviene un ponente. Sin embargo, no es la herramienta más adecuada para fomentar la interacción de los estudiantes. Eso requiere interactividad y un cierto grado de autonomía que les permita adoptar un rol activo y asimilar el conocimiento a su ritmo de forma orgánica.

La manera más eficaz de que los estudiantes interioricen la información que estás transmitiendo es recurrir a métodos interactivos y estimulantes. Los cuestionarios, el contenido de microaprendizaje en pequeñas píldoras o los comentarios instantáneos y automáticos en respuesta a las acciones del estudiante son algunos ejemplos.

Las plataformas de e-learning modernas como Easygenerator ofrecen todas estas opciones y consiguen que el proceso de aprendizaje sea atractivo y eficaz. Los estudiantes suelen percibir las presentaciones de PowerPoint como una experiencia pasiva, mientras que la adquisición de conocimientos mediante un software de e-learning interactivo les parece normalmente más atractiva e interesante. Ese es justo el tipo de experiencia de aprendizaje que debes presentar a tus estudiantes para que saquen el máximo partido de la formación.

Más adelante, veremos cómo convertir las diapositivas de PowerPoint en un módulo de e-learning interactivo. Pero primero vamos a analizar las ventajas y desventajas de utilizar PowerPoint.

Aunque no es la herramienta idónea para crear contenido de e-learning interactivo, PowerPoint presenta algunas ventajas y, obviamente, también varias desventajas. Veamos cuáles son.

Ventajas

  • Uso intuitivo: la facilidad de uso es la principal razón por la que los expertos en la materia y los profesionales de L&D crean cursos con PowerPoint. La herramienta está disponible en la gran mayoría de las empresas y permite empezar a crear contenido rápidamente, ya que no hace falta dedicar tiempo a entender sus funciones o características.
  • Selección y reutilización: los estudios estiman que el número de presentaciones que se crean en entornos educativos y empresariales supera los 120 millones. Se trata de un gran volumen de conocimiento sin procesar. El primer paso de tu estrategia de intercambio de conocimientos debe centrarse en aprovechar ese contenido. El excedente de presentaciones de PowerPoint que se almacena en cada ordenador puede contener información relevante para crear contenido de e-learning. Ahorrarás mucho tiempo si seleccionas y reutilizas el contenido que ya existe, en lugar de crearlo desde cero. Piensa en este método como una metáfora del reciclaje, como si utilizaras una técnica de aprendizaje ecológica.
  • Uso extendido: PowerPoint se remonta a los inicios del e-learning, cuando era la única herramienta disponible para crear contenido digital destinado a presentaciones, guiones de ventas, formación u otro tipo de eventos. Es una herramienta todo en uno, lo que explica el predominio de esta solución de Microsoft Office en nuestros ordenadores. Además, sigue siendo relevante a día de hoy porque Office todavía es el software de preferencia en muchas empresas. Aunque no es una herramienta de diseño del aprendizaje al uso , permite que cualquier persona empiece a crear contenido rápidamente.
  • Atractivo visual: gracias a las plantillas y los temas estándar, los instructores y los expertos en la materia pueden crear contenido visualmente atractivo con facilidad. No necesitan tener nociones de diseño gráfico, ya que la herramienta integra elementos gráficos y animaciones de alta calidad, como transiciones o ajustes de acción y sonido.
  • Impresión de materiales: como PowerPoint era el soporte preferido de los instructores de formación presencial, era indispensable que ofreciese una funcionalidad de impresión y conversión a PDF, a fin de facilitar la entrega de materiales físicos a los participantes durante las sesiones. A diferencia de las herramientas de autoría, la impresión de materiales es una función integrada que no requiere ningún ajuste o acción adicional.

Desventajas

  • El contenido de PowerPoint se presenta de forma lineal y mediante listas con viñetas, por lo que la herramienta no es capaz de representar la complejidad de ciertos temas. Tampoco ofrece interactividad ni efectos avanzados que permitan explorar otras posibilidades.
  • Dependencia del dispositivo: Microsoft Office y PowerPoint obligan a los autores a depender de sus dispositivos. Las versiones web de estas herramientas podrían ser una solución, pero tienen limitaciones en lo que respecta a las transiciones, los efectos, el contenido interactivo y la edición de elementos multimedia. Esto significa que los autores siempre estarán condicionados por sus dispositivos.
  • Fallos técnicos: los autores y estudiantes a menudo tienen problemas cuando reinician sus equipos, por ejemplo, que el ordenador no responde, no recibe alimentación o no muestra bien el contenido de la pantalla. Esto empobrece la experiencia tanto para los autores como para los estudiantes, sobre todo en la época actual de las soluciones SaaS.
  • Desafíos de tamaño y contenido: las presentaciones visualmente atractivas suelen pesar mucho, lo que puede retrasar el intercambio de archivosSin embargo, las diapositivas de PowerPoint que no incluyen elementos visuales se reducen a listas de texto infinitas que son soporíferas para los estudiantes online.
  • Impacto en los instructores: si no tienen cuidado, los instructores pueden acabar leyendo el contenido de las diapositivas, en lugar de explicar los aspectos importantes del tema tratado. Este tipo de formación resulta en una experiencia de aprendizaje fatal.

Elige tu herramienta de autoría

Nuestros expertos han creado la guía definitiva para

ayudarte a elegir la herramienta de autoría que

mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

Muchas empresas piensan que el primer paso para implementar el aprendizaje online es adaptar el contenido de PowerPoint de sus formaciones presenciales para crear una versión virtual. El problema que plantea este método es que las estrategias de aprendizaje propias de una clase presencial pueden no ser eficaces en un entorno digital, y viceversa. Aprovechar los recursos de aprendizaje existentes es una buena idea, pero esa no es la forma adecuada de hacerlo. 

También es muy importante no sobrecargar a los estudiantes online de contenido. Las presentaciones de PowerPoint suelen incluir mucho texto e información en cada diapositiva, lo que no ayuda precisamente a mantener la atención de los estudiantes.  

Así pues, ¿cuál es la solución? Veamos algunos pasos para convertir el contenido de PowerPoint de tus formaciones presenciales en formación online eficaz.

Diseña un plan

Identifica las necesidades de tus estudiantes y piensa en los diferentes entornos. Por ejemplo, una formación presencial no ofrece la misma experiencia que una formación delante de una pantalla de ordenador. Debes tener en cuenta las limitaciones del estudiante virtual antes de reutilizar una presentación de PowerPoint para cubrir sus necesidades de aprendizaje digital.

Elige el contenido

Escoge las diapositivas que mejor se adapten a los estudiantes. La capacidad de atención en las sesiones online es reducidaLos estudiantes suelen concentrarse  durante unos 30 segundos o menos. Por este motivo, los instructores deben diseñar meticulosamente contenido que sea breve y conciso, en lugar de sesiones de una hora como las que imparten de forma presencial. Es fundamental que los instructores:

  • seleccionen el conocimiento adecuado para cubrir las necesidades;
  • presenten ese conocimiento en pequeñas dosis.

Prepara el contenido

Convierte las diapositivas en contenido interactivo con una herramienta de autoría. No te quedes en las listas con viñetas: una lista de PowerPoint se puede convertir en un bloque de imagen y texto, un vídeo, una pregunta de zona activa o un audio. También puedes cambiar la navegación o condensar el contenido de diez diapositivas en un vídeo de un minuto.

Olvídate de la mentalidad PowerPoint

Otra forma de abordar el contenido de PowerPoint es deshacerte de tus antiguas costumbres. La clave está en crear los cursos en el orden correcto. Independientemente de si vas a utilizar Easygenerator o prefieres convertir tus PowerPoint en formación online, el orden correcto que debes seguir al diseñar tu curso de e-learning es el siguiente:

  • Define tus objetivos de aprendizaje
  • Plantea las evaluaciones.
  • Crea el contenido.

1. Define tus objetivos de aprendizaje

Antes de sentarte a escribir páginas y páginas sobre el tema de la formación, céntrate en lo que quieres conseguir. Hazte la siguiente pregunta: ¿qué nuevo conocimiento o habilidad habrán adquirido los estudiantes cuando finalicen este curso de e-learning? Intenta establecer objetivos específicos y realistas. Cuanto más precisa sea su descripción, mejor.

Si te cuesta establecer unos objetivos de aprendizaje claros, echa un vistazo a los consejos de nuestro artículo sobre objetivos de aprendizaje basados en la taxonomía de Bloom.

2. Plantea las evaluaciones.

Una vez que hayas definido tus objetivos de aprendizaje, utilízalos como orientación para elegir el tipo de evaluación que quieres ofrecer a tus estudiantes. Al fin y al cabo, la mejor manera de que el estudiante demuestre que ha adquirido los conocimientos y habilidades esperados es mediante una evaluación.

Para evaluar a un estudiante, se suelen utilizar pruebas. Es decir, el estudiante debe contestar ciertas preguntas o realizar una acción correctamente para demostrar que domina la habilidad o el conocimiento necesario. Toma como referencia los objetivos de aprendizaje del curso y piensa en lo que el estudiante debe ser capaz de hacer para demostrar que ha interiorizado el contenido impartido.

3. Crea el contenido

Ya puedes empezar a crear el contenido. Asegúrate de que los objetivos de aprendizaje se exponen claramente desde el principio y de que los materiales están orientados a la evaluación de manera explícita. Y céntrate solo en información específica, para así evitar la sobrecarga cognitiva que producen las presentaciones de PowerPoint y lograr los objetivos de aprendizaje que te has propuesto. Si todavía utilizas presentaciones de PowerPoint, esta es una forma de convertirlas en formación online.

Empieza a crear experiencias de aprendizaje interactivo

Ahora que ya conoces los pasos que debes seguir para diseñar una formación de PowerPoint interactiva, es hora de dejar atrás las diapositivas de formación cargadas de contenido pasivo y convertir tus presentaciones de PowerPoint en módulos de e-learning interactivos. . Además, si utilizas una herramienta de autoría intuitiva como Easygenerator, los expertos de la empresa y tú empezaréis a producir contenido de e-learning interactivo de gran calidad al instante.

Una presentación y una formación son cosas muy diferentes. La primera consiste en mostrar diferentes diapositivas donde se expone información de manera unilateral, mientras que la segunda permite a los estudiantes aprender por su cuenta, sin necesidad de un ponente. Los cursos online eficaces se sustentan sobre unos sólidos principios de diseño del aprendizaje que refuerzan ese concepto de autoaprendizaje y descubrimiento con una intervención mínima por parte del instructor. 

Esto significa que no se nos ocurría pedirte que dejes de usar PowerPoint, pues es una de las herramientas más sencillas para crear contenido. A continuación, presentamos una comparativa de las diferencias entre los cursos de PowerPoint y de e-learning que te ayudará a elegir.

Tabla que ilustra las diferencias entre PowerPoint y el e-learning.

Elige tu herramienta de autoría

Nuestros expertos han creado la guía definitiva para

ayudarte a elegir la herramienta de autoría que

mejor se adapte a las necesidades de tu empresa.

En una formación con PowerPoint debes contar con un ponente, mientras que en el e-learning lo único que necesitas es contenido muy atractivo que los estudiantes puedan estudiar por su cuenta. En cualquier caso, el aspecto pedagógico sigue siendo lo primordial y siempre debe ir por delante de la tecnología empleada para crear el contenido de formación. 

Los trabajadores actuales aprenden de una forma mucho más autónoma, por lo que la relevancia de la información y la brevedad del contenido se han convertido en algo imprescindible para cualquier formación. Por ese motivo, es probable que los instructores que utilizan PowerPoint deban replantearse sus opciones si desean crear nuevo contenido acorde con estos principios.  

En definitiva, te recomendamos que busques soluciones mixtas como nuestra herramienta de autoría, con la que podrás importar diapositivas y editarlas para convertirlas en un curso de e-learning. Esto te permitirá pasar de la formación en PowerPoint al contenido de e-learning con rapidez, además de allanar el camino para futuras estrategias online. 

Acerca de la autora

Videhi Bhamidi es asesora de productos de aprendizaje en Easygenerator. Cuenta con más de 15 años de experiencia en el ámbito del e-learning, la investigación sobre experiencia del usuario y proyectos de liderazgo intelectual. Además, colabora habitualmente en publicaciones sobre L&D. Esta antigua alumna de la Universidad de Oxford centra sus esfuerzos en fusionar el diseño, la investigación, la tecnología y la didáctica en sus soluciones.